jueves, 20 de junio de 2013

Sesiones al aire libre

Quiero haceros partícipes de una de mis últimas sesiones, y que escapa de lo habitual en este tipo de prácticas.

Respondí a la demanda de una pareja, en la que la parte femenina de la misma me pedía que humillase a su pareja masculina como castigo por haberla engañado en una ocasión. Su idea era que pasara a recogerme, le llevase al campo y allí le azotase y humillase hasta hacerle pagar en su totalidad el engaño cometido.

La falta de confianza, dado que era una primera sesión, evitó que pusiera en práctica varias ideas que rondaban mi cabeza y que giraban en torno a tenerle vendado y atado a un árbol, así que espero con ansia que vuelva a merecer un castigo para dar rienda suelta a mi imaginación.

¿O quizás querrías adelantarte tú?...

Os dejo algunas fotos de la sesión








No hay comentarios:

Publicar un comentario